viernes, 15 de marzo de 2013

Caso Pescanova: lo malo sale mal

Abeta Chas (Atlántico)
"Pescanova toma represalias contra la delegada de Expansión en Galicia". Así se titula la noticia en la que el periódico económico denuncia a la multinacional gallega que, molesta por una información de Abeta Chas, ha forzado a una empresa informática cliente del grupo ha despedir al marido de la periodista.

Las reacciones de solidaridad en las redes sociales   con la periodista se han disparado por la indignación que ha causado conocer la lamentable maniobra del presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, directamente implicado en el caso, según Expansión.

Un Dircom no nace: se hace
La información que desencadenó la actuación de Pescanova contra la periodista se titulaba "La banca quiere un socio industrial en Pescanova". Como relata el periódico salmón, en esa noticia el periódico anticipaba que “los acreedores podrían exigir un cambio en la dirección del grupo pesquero”.

Sede de Pescanova. Fuente: Website de Pescanova.
Ángel Matamoro es el responsable de comunicación de Pescanova. En su website no existe sala de prensa, su perfil en Twitter está inactivo, y -en una situación de crisis grave- no ha ejercido labores de portavoz, sino que ha sido su presidente quien ha hablado con Expansión eludiendo la responsabilidad del despido del marido de Chas.

"Lo bueno sale bien", un lema
que no refleja la crisis de Pescanova
Los errores de Pescanova son múltiples, pero esbozo dos:
1. Enfrentarse a la prensa: si no están de acuerdo con la noticia que escribió la periodista de Expansión, deberían haberla rebatido con datos y argumentos, nunca con amenazas como asegura el periódico que sucedió. Otra cosa, que espero que no haya sucedido, es que la periodista no se hubiera puesto en contacto con Pescanova para contrastar la información.

2. El portavoz invisible: ante una crisis de comunicación de semejante envergadura, es necesario que la empresa tenga un portavoz que transmita la postura de la compañía. Ángel Matamoro no lo ha hecho, sino que prefirió -según Expansión- intimidar a la periodista: Ángel Matamoro, que entre otras competencias se ocupa de la comunicación en la empresa, telefoneó a nuestra redactora para “recordarte” que Pescanova es muy importante para la economía gallega y que de ella viven muchas personas “como sabes”.

Tal y como están las cosas, la gestión de la crisis de Pescanova es muy compleja, pues la periodista y su marido han presentado demandas ayer contra las dos empresas y el presidente de Pescanova, y ya no es suficiente con disculparse... 

Artículos sobre comunicación de crisis: